1. El humedal de importancia mundial dejó de latir 2. Parece una enorme vasija vacía, seca y sin vida 3. Las aguas de los Bañados de Isoso le calmaban la sed 4. "Hay que evitar que se siga deforestando su periferia" 5. Restos de químicos llegan por los canales de agroindustriales El gran humedal boliviano se ha convertido en un panteón de tierra seca. De nada le ha valido ser un área protegida y sitio RAMSAR de interés mundial. ¿Cómo es posible que más de 5.000 hectáreas de espejo de agua y su ecosistema, —vitales para el planeta— desaparezcan de la faz de la tierra, sin que nadie lo pueda evitar? La laguna Concepción ha desaparecido